jueves, 7 de abril de 2011

El fenómeno 'low cost' y la crisis no anula el interés de consumidores por las marcas

BARCELONA.- El fenómeno de las compañías de bajo coste no ha anulado la importancia de la marca para los consumidores, según revela el catedrático de Esade, Josep-Francesc Valls, en el libro 'Reinventar el negocio'.

   En rueda de prensa previa a la presentación del libro, que será por la tarde en el Círculo de Economía, Valls ha explicado que el nacimiento de este tipo de empresas y los efectos de la crisis han propiciado un nuevo escenario en el que el precio guía a los consumidores.
   "Ha surgido un nuevo mercado en el que los precios se adaptan a lo que los clientes están dispuestos a pagar", ha señalado.
   No obstante, ha matizado que la importancia del precio en la toma de decisiones de los compradores no significa que estos no tengan en cuenta el factor de la marca.
   Según un estudio realizado por Kantar Worldpanel, los consumidores mantienen el apego a las marcas y optan por productos más baratos de la misma firma, conservando así el valor añadido que esta representa.
   Valls ha considerado que esta constatación replantea la estrategia de muchas compañías, que centran su comunicación en la relación del producto con el precio, en vez de subrayar el valor y los beneficios que este aporta.
   Ha recalcado que "las empresas deben resaltar los beneficios de su producto y decir al cliente por qué el precio que se le ofrece es bajo".
   Este estudio, se ha centrado en el comportamiento entre 2006 y 2009 de populares marcas de los sectores de la alimentación, los detergentes, el textil y la cerveza, como Privalia, Mercadona e Ikea.
   El catedrático ha subrayado la necesidad de que las compañías se reinventen e innoven para adaptarse al nuevo tipo de cliente y al movimiento masivo hacia precios más asequibles dentro de las marcas.
   En este sentido, ha apuntado tres ejes básicos para que las firmas reduzcan costes: una mejor eficiencia en la producción, una reconsideración de la financiación y la apertura a nuevos tipos de operaciones, como la creación de segundas marcas y outlet.
   "La opción que se escoja dependerá de la estrategia de cada compañía en particular y de los objetivos que se marque", ha zanjado.

No hay comentarios: