martes, 6 de marzo de 2012

Nueva York rescata la revolucionaria moda juvenil de los 60 en una muestra

NUEVA YORK.- Un minivestido estampado con la imagen de Bob Dylan o unas zapatillas con los rostros de los Beatles son algunas de las prendas reunidas hoy en Nueva York en la muestra "Terremoto juvenil. La revolución de la moda de 1960", que retrotrae a esa década en la que los jóvenes empezaron a marcar tendencia.

La exposición, organizada por estudiantes del Fashion Institute of Technology (FIT), consta de treinta artículos, procedentes de la colección permanente de su museo, que abarcan el movimiento mod y el hippie, porque "los 60 siguen fascinando a mucha gente", según aseguró a Efe Cassidy Zachary, comisaria de la muestra.
"Fue un periodo realmente divertido, estimulante para muchos diseñadores, y muy revolucionario, ya que a partir de esta década los jóvenes, que hasta entonces no tenían más opción que vestirse como sus padres, empezaron a decidir qué era moda", explicó Zachary.
La revista "Vogue" acuñó el término de "terremoto juvenil" para referirse a la "erupción de la juventud en todos los campos", ya fueran políticos, sociales o culturales, algo que también alcanzó a la moda, que se vio sacudida por diseños "atrevidos, innovadores y muchas veces provocativos", según la comisaria.
Minifaldas, botas largas, nuevos materiales de confección como el plástico y el metal, intensos colores y estampados inspirados en la música pop inundaron los talleres de los diseñadores y las tiendas de ropa londinenses, y la capital británica se convirtió en el epicentro de este terremoto que fue la estética mod.
Este estilo pronto se exportó a otras ciudades como París o Nueva York, para convertirse en un producto de consumo generalizado, adoptado por diseñadores de alta costura como Yves Saint Laurent y comercializado por las grandes marcas a precios asequibles para una clase media de jóvenes que cada vez tenían mayor poder adquisitivo.
Hacia finales de ese decenio, la estética mod se vio sustituida por la influencia del movimiento hippie, "cuyas amplias faldas de algodón hasta los pies o sus blusas campesinas de inspiración étnica obtenidas en tiendas de segunda mano se trasladaron a la alta costura gracias a diseñadores como Giorgio di Sant'Angelo, que creó el estilo hippie-rico", describió Zachary.
En la muestra se pueden encontrar claros exponentes de la época, la mitad de los cuales se exhiben por primera vez, como unos leotardos de 1967, conservados en su envoltorio original e inspirados en Twiggy, una modelo británica que, con 17 años, se convirtió en un icono de aquella década.
Otros artículos destacados de la exposición, que permanecerá abierta hasta el 7 de abril, son una túnica estilo safari firmada en 1968 por Saint Laurent, un bolso metalizado de 1966 obra de Paco Rabanne, o una camisa masculina estampada de John Stephen, uno de los más importantes diseñadores mod, que data de 1965.
Todos ellos, ejemplos de aquel "terremoto" que, en palabras de Zachary, consiguió "que todos los aspectos de la moda, como quién la creaba, cómo se hacía y quién podía participar en ella, hubieran cambiado cuando acabó la década de los sesenta, y que los jóvenes no volvieran a vestir igual".

No hay comentarios: