sábado, 16 de diciembre de 2017

Un empresario español de 77 años patenta un nuevo sistema de prevención de accidentes en carretera


MADRID.- Un empresario español de 77 años, afincado en Alicante, ha patentado un nuevo sistema de prevención de accidentes en carretera a partir del empleo de neumáticos fuera de uso. Antonio Arce López, presidente de Patentes Arce y, en su día máximo ejecutivo de Controlex y Europatologías, calcula que con su patente la siniestralidad vial descenderá drásticamente con el consiguiente ahorro de vidas y recursos de las compañías de seguros en el ramo del automóvil, hoy la mitad de ellas en pérdidas, al igual que la contaminación por la quema de todo tipo de ruedas de caucho.

Los llamados Sistema “NEUSEGUR” y “NEUSEGUR +”(Plus) "tienen muchas ventajas respecto a la actual situación de las barreras de seguridad de nuestras carreteras, sin que hayamos encontrado entre las Patentes de Invención y Modelos de Utilidad del archivo INVENES, de la O.E.P.M. ningún otro sistema, de entre los muchos registrados, que ofrezca una seguridad tan completa como el que hemos desarrollado. Las principales ventajas que hemos encontrado, sin que puedan excluirse otras de menor importancia, dice Arce, son las siguientes:

1. En caso de impacto de los vehículos, éstos no lo hacen sobre superficies metálicas, sino sobre la blanda y elástica goma de los neumáticos y, adicionalmente, sobre el disco de goma del Sistema “NEUSEGUR +”(Plus).
2. Además de la blandura de la goma está la flexión del propio neumático al estar hueco en su interior, permitiendo una deformación relativa, cuya resistencia hace de freno al vehículo.
3. Por las dos razones anteriores, la energía cinética del vehículo queda absorbida, en parte por los neumáticos fuera de uso, por lo que las lesiones producidas a conductores y ocupantes, así como los daños al vehículo y a la propia barrera de seguridad quedan minimizados.
4. En cuanto a los motoristas, con esta solución quedan eliminadas todas las aristas y superficies duras contra las que pueden cortarse y/o estrellarse, dado que lo que no cubran los neumáticos quedan cubiertos por un perfil de goma pegado a dichas aristas, tanto en las biondas por arriba, por abajo y por los laterales, como en el resto de elementos de la barrera, como los separadores.
5. Los motoristas y ciclistas quedan retenidos por los neumáticos dado que, el vuelo que los mismos tienen por debajo de la línea inferior de las biondas queda libre, por lo que al impactar sobre esta zona, se flexionan lateralmente hacia el exterior de la carretera, reteniendo al accidentado e impidiendo su paso al otro lado, donde puede haber un precipicio, un terraplén, rio, lago, mar o un talud de dura roca contra la que estrellarse, al tiempo que evita el posible rebote para volver a la calzada de la carretera.
6. Es posible una mayor retención de los vehículos que impacten sobre las barreras si se colocan los neumáticos superponiéndolos parcialmente unos sobre otros, de forma escalonada en el sentido de la marcha, apoyándose cada uno sobre el talón, costado o pared lateral del anterior, de forma consecutiva.
7. Por otro lado, en el Sistema “NEUSEGUR +”(Plus) el disco de goma que cierra el agujero central de cada neumático impide que alguna parte del cuerpo del accidentado pueda introducirse en él y procurarle alguna lesión.
8. Además de las víctimas, los daños sobre los propios vehículos quedan reducidos, ya que el impacto, en lugar de producirse sobre una dura superficie metálica, lo hacen sobre la superficie blanda y absorbente de los neumáticos.
9. En cuanto al aspecto estético y medioambiental, también está solucionado, pues los neumáticos pueden pintarse de colores a elegir, por ejemplo el verde o combinación de dos colores, por ejemplo, rojo y blanco.
10. Existe la posibilidad de utilizar pinturas ignífugas para evitar el vandalismo que supone pegarles fuego, por lo que resultaría imposible este hecho delictivo.
11. Para evitar la retención de agua de lluvia en el interior de los neumáticos, éstos van dotados de un agujero en la parte más baja que sirve de desagüe.
12. Para mejorar aún más su belleza y encaje medioambiental, se puede llenar de sustrato vegetal su interior en su tercio inferior de los neumáticos del Sistema “NEUSEGUR” y plantar flores de diversas especies ornamentales, dotándolas de riego mediante una línea principal, con tubitos de riego por goteo en cada una de las ruedas. Los sobrantes del riego saldrán por el agujero inferior.
13. Un variante consiste en colocar un elemento circular para tapar el agujero de cada rueda, en el Sistema “NEUSEGUR +”, con un disco de triturado de goma reciclada, prensada y adherida o cualquier otro tipo de goma o plástico unida con pegamento apropiado. Este Sistema no permite su ajardinamiento.
14. Estos dos Sistemas permiten alojar en la parte superior del hueco de los neumáticos dispositivos receptores sensibles a los impactos que, conectados a un cable protegido, llegue hasta una estación emisora de radio o telefonía colocada cada cierta distancia, que notifique los accidentes a las autoridades.
15. Este sistema de protección también es aplicable a elementos rígidos verticales, como pilas de puentes, postes de señales de tráfico, pilares de puentes de señales luminosas, etc".

Siniestralidad vial en España

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), en el año 2015, se produjeron en España 54.028 víctimas en carretera, de los cuales: 1.248 son fallecidos; 4.744 son heridos hospitalizados, y 48.036 son heridos no hospitalizados.
Según la O.C.D.E., para ese mismo año 2015, fallecidos 1.680, hospitalizados 10.086 y heridos leves: 114.634, lo que totaliza: 126.400 víctimas en 89.419 accidentes. 
El coste total de los daños y lesiones producidas se estima en unos 9.640 millones de euros, sufragados por el Gobierno español, las compañías seguradoras y los particulares. 
Un coste adicional suponen las bajas por accidente, con pérdidas de miles de jornadas de trabajo y… el sufrimiento acumulado por las víctimas.

La contaminación por neumáticos

La progresiva contaminación ambiental que producen los neumáticos fuera de uso (NFU) en España, dado el aumento anual del parque de vehículos, así como que su duración en la naturaleza, hasta desaparecer por completo, se estima en 1.000 años, hace que su presencia resulte altamente contaminante en nuestro medio ambiente.
Por otro lado, quemarlos tampoco supone una solución, pues los humos resultantes también son contaminantes y cancerígenos.
Es muy conocido el grave problema de salud ambiental que se produjo en la población de Seseña (Toledo) donde ardieron varios millones de neumáticos fuera de uso (NFU), produciendo graves daños de contaminación, tanto en la atmósfera como en el suelo, lo que produjo numerosas molestias a los habitantes de toda la zona.
Por otro lado, el Gobierno Español creó el R.D. 1619/2005, de 30 de Diciembre, sobre la “GESTIÓN DE NEUMÁTICOS FUERA DE USO”, la empresa Signus (Sistema Integral de Gestión de Neumáticos Usados, S.A.), con sede en Madrid, formada por los principales fabricantes de neumáticos, como Michelín, Firestone, Pirelli, Bridgestone, Continental y GoodYear, junto con fabricantes menores. Esta empresa recicló en 2015 un total de 186.285 toneladas, lo que supone sólo el 50 % del total.
Por otro lado, la empresa TNU (Tratamiento de Neumáticos Usados, S.L.), de Elche, declara haber reciclado 360.000 Ton. entre los años 2006 a 2016, lo que supone una media anual de sólo 10.000 Ton.
De todo ello se deduce que, en España, hay un excedente anual de unas 170.000 Ton. de neumáticos fuera de uso (NFU) que no se reciclan, según las cifras de 2016, lo cual se viene incrementando año tras año por el crecimiento del parque de vehículos de España. Estos neumáticos sobrantes que no se reciclan, son los que vemos por los vertederos, campos, barrancos, costas, ríos, lagos, etc., quedando allí contaminando hasta desaparecer por completo, que, como hemos dicho anteriormente, supone 1.000 años aproximadamente.

La solución propuesta

La solución propuesta consiste, simplemente, en fijar los neumáticos fuera de uso (NFU) a la primera de las ondas de la barreras horizontales bionda, empezando por arriba. 
Éstas barreras tienen una altura normalizada de 750 mm y, como las ruedas de automóvil, que son las más frecuentes, suelen tener un diámetro entre 60 y 65 cms, quedarán colgadas y a menos de 10 a 15 cms. del suelo, dejando paso libre al agua de las lluvias torrenciales a través de dicha abertura que, por otro lado, impedirá el paso de los accidentados, como motoristas o ciclistas, que sean lanzados contra ellas a ras del nivel de la carretera.
Los neumáticos fuera de uso (NFU) que se utilicen se colocarán a lo largo de las biondas de forma que queden planos sobre ellas y tangentes unos de otros.
En los casos en que se dispongan barreras con dos biondas, junto a las pilas de puentes, etc., los neumáticos fuera de uso se dispondrán en dos alturas, bien en línea o a tresbolillo, en el que los cuatro primeros son del Sistema “NEUSEGUR +”(Plus) y los cinco siguientes del Sistema “NEUSEGUR”.
Si se desea una mayor protección, es posible disponer los neumáticos fuera de uso (NFU) superpuestos parcialmente, apoyando cada uno de ellos sobre el talón, costado o pared lateral del anterior, creando así unos resaltos que ayudarán a absorber la energía cinética que traiga el vehículo antes de impactar sobre ellos.


La Economía dirigida por la electrónica / Ángel Tomás *

La velocidad de innovación y creatividad que ofrece la robótica, la electrónica y la digitalización, obligarán a estudiar y valorar un nuevo y dinámico sistema económico estructural variable, capaz de compensar la inevitable caducidad de las estructuras tradicionales estáticas  en vigor, que por falta de previsión y agilidad transformadora, ya han empezado a originar desapariciones en el sector industrial y de servicios,  eliminando, además, puestos de trabajo.

Un estudio del mercado de consumo permanente, que facilite y agilice la renovación  estructural actual, ya obsoleta, será indispensable para hacer frente a las crisis que originará la imparable investigación científica, mecánica, electrónica y de comunicación. Deben nacer nuevos enfoques y técnicas que soporten y ayuden a los avances innovadores con los que debe ir de brazo  hacia el éxito.

El Progreso, que ya hemos empezado a disfrutar, y el que previsiblemente se irá imponiendo, hará cambiar los sistemas de vida y del consumo. Hemos de aceptar que  el software obligará a  renovar los sistemas de gran parte de sector industrial, que las computadoras (inteligencia artificial) eliminarán el esfuerzo humano, que determinadas especialidades profesionales perderán campo de actuación al crearse nuevos servicios de asesoramiento electrónico de gran información, como ocurrirá también con los análisis médicos sistema Tricorder X, que analizará a distancia un amplio campo de biomarcadores  y diagnosticará cualquier tipo de enfermedad, que el automóvil y maquinaria móvil autoconductoras sustituirán a la mano de obra, que la posibilidad de escanear en tres dimensiones desde el teléfono personal obligará a las fábricas a cambiar su maquinaria tradicional por otra robotizada, y tantas otras hipótesis que la mente humana aún no es capaz de prever.

El nuevo escenario de futuro debe apoyarse de forma permanente en el mercado de consumo, a su cambio y a su progreso. Para ello, debe separarse de las ideologías personales y colectivas que siempre llevan a la implantación de técnicas enquistadas paralizantes o regresivas, y que se defienden con obstinación y falsedad justificando un crecimiento inexistente. La supervivencia de una economía nacional o internacional requiere una planificación y desarrollo elásticos e inteligentes.

Dos cuestiones habituales deben ser eliminadas: -las inversiones faraónicas no rentables, de escasa utilidad y de imposible amortización racional (habitualmente solo obedecen al lucimiento político individual o colectivo) y, - la permisividad y descontrol del sistema financiero por parte de los reguladores centrales, nacionales, continentales y mundiales casi siempre influidos por el poder político. “Los Estados deberían crear las instituciones supranacionales con poder suficiente para regular la actividad de los bancos centrales y supervisar el sistema financiero internacional”, Smithin, autor de este principio, añadía: “Las instituciones financieras internacionales no son un fin en sí mismo, sino medios para conseguir un objetivo concreto”.

Los presupuestos nacionales, regionales y municipales, que siendo de obligado cumplimiento, solo sirven para orientar (en caso de necesidad, se incumple la obligación de aprobación de otros oficiales extraordinarios), y deben atenerse al sistema universal de los llamados “presupuestos cero”, y sancionar severamente la libre aplicación de los fondos públicos. Los presupuestos deberán fijar los límites del posible déficit estructural del PIB, y los mecanismos obligatorios para la estabilidad financiera

La viabilidad de la economía de futuro,  pero de adopción urgente, necesitará de importantes inversiones de apoyo a los distintos sectores de actividad empresarial, imprescindibles para su adaptación a los avances tecnológicos y de investigación que la nueva era de creatividad impone. Ello obliga a una nueva estructura presupuestaria, cuyo principal objetivo sea el apoyo financiero a la adaptación urgente de la productividad en las fuentes de riqueza. 

El primer paso para un nuevo y necesario presupuesto es la drástica disminución del gasto público, muchas veces indiscriminado y con ausencia de la debida justificación. Dicha disminución deberá trasladarse a capítulos de nueva creación destinados a las reformas estructurales y a la financiación de los estudios de mercados de consumo y costumbres, tanto nacionales como para el emprendimiento internacional.

El estudio real y profundo de nuestra riqueza nacional ha de basarse en el marco de la economía regional, sin atenerse necesariamente a la organización política actual, para luego impulsarlas y coordinarlas hacia el consumo, servicios y bienestar social. Este trabajo, intuyendo su necesidad, se proyectó y se desarrolló hasta ser publicado en el año 1968 como consecuencia del centenario de la Fundación de la Universidad Comercial de Deusto. Esta publicación, editada en cinco tomos, se gestó bajo la dirección técnica del maestro y catedrático Juan Velarde Fuertes, sin que se haya utilizado como patrón por las sucesivas políticas económicas hasta nuestros días. 

Lógicamente habría que actualizar datos y conclusiones a los cambios progresistas de los mercados actuales. A modo de ejemplo, podemos calificarlo matemáticamente como una gran ecuación que contiene numerosas incógnitas, pero que pueden ser despejadas mediante los datos reales que proporcionaría el estudio ininterrumpido de los mercados cambiantes del consumo.


(*) Economista y empresario español